25.2.10

The hurt locker


Esta es la película favorita para obtener varios de los principales galardones en los premios Oscar. Se ha dado la extraña circunstancia de que las dos principales contendientes a la mejor película del año fueron dirigidas por dos personas que antes formaban un matrimonio: Kathryn Bigelow y James Cameron.

Si Avatar ha arrasado en las taquillas mundiales, The hurt locker lo ha hecho en las entregas de premios. Bigelow se ha llevado estatuillas por mejor dirección en reuniones tan importantes como los BAFTA, Directors Guild of America y los Globos de Oro. Podría convertirse en la primera mujer en obtener el Oscar en esta categoría.

Uno de los motivos principales de la cinta es que el sargento William James es adicto a la adrenalina que produce su cuerpo mientras labora en la desactivación de explosivos en Iraq. Sin embargo, esta idea no me queda clara. Es un hombre obsesionado con su trabajo y lo realiza con destreza y hasta con cierto desdén por lo que pueda pasarle. Pero me cuesta de ahí deducir que tiene una adicción por las emociones fuertes.

Otros temas están más claros, como por ejemplo la angustia de los soldados al verse sumidos en una guerra donde la población civil los odia, de no saber cuál de los rostros cercanos pertenece al enemigo. Mientras James desactiva explosivos hay varios civiles que lo observan de lejos, con rostro impasible, como si observaran una cirugía que se ha vuelto rutinaria. La guerra les ha endurecido la mirada y también los corazones. Y ahí, entre ellos, se esconden algunos que luchan contra los extranjeros.

5 comentarios:

René dijo...

A mi me pareció que a James lo que le gusta es salvar vidas, ayudar a los demás, eso puede verse no sólo cuando desarma los explosivos saltándose las órdenes de su superior, sino cuando le compra el DVD al niño y le apuesta en el juego de la pelota, tanto así que incluso busca vengar la muerte del pequeño.
O sea, creo que el tipo está obsesionado con ser un protector, más allá de las emociones fuertes.

KR dijo...

Vi la película en un intento de ver por qué es tan aclamada en las entregas de premios.

Su estilo cuasi-documentalista del inicio no me llamó mucho la atención, la supuesta adicción a la adrenalina de James se pierde entre sus intentos de ser demasiado arrojado a la hora de desempeñar su trabajo, pero... desde la mitad hacia el final los perfiles de los personajes, no solo de James, van afinando y destacando por sus verdaderos anhelos, un hombre que desea salir a toda costa de ese ambiente, otro que se da cuenta que quiere trascender con un hijo y no con su participación en una guerra nefasta, en un hombre que no se tiene consideración ni a sí mismo.

Al final no puedo decir que no me terminó gustando.

Arbolario dijo...

Más que un estilo cuasi documental, me dio la impresión que la atmósfera por momentos era de reality show. En todo caso, coincido con vos en que es una película con méritos.

Loida Pineda dijo...

y se ganó el Oscaaaaaaaaaaaaar!!!!! la verdad es que con un presupuesto bajo y con los diálogos tan cortos es un mérito enorme!!! =)

Arbolario dijo...

No he visto todas las películas nominadas, pero en las páginas de Internet se decía que esta cinta era la favorita. Además, ya había arrasado en otras entregas de premios.