16.9.08

Primera nieve en el monte Fuji


Una noche, luego de comprar gasolina, entré en la tienda de la estación de servicio. Buscaba una lata de jugo cuando encontré un estante con libros en venta. No tenía muchas esperanzas de descubrir un título interesante. Me equivoqué. Ahí estaba este hermoso libro de relatos de Yasunari Kawabata.

Se trata de una edición que pertenece a los Verticales de bolsillo de Norma. Este título se publicó por primera vez en 1958. Poco tiempo después de obtener el Nobel de literatura, Kawabata añadió un par de relatos más y entregó la edición definitiva que es la que circula hoy.

Entre los textos que más me gustaron se encuentran En aquél país. En este país. Narra la historia de Takako, una joven esposa que se ha enamorado de Chiba, su vecino. Pero al mismo tiempo, Takako mantiene un romance con un joven al que cada vez soporta menos. Chiba, por otra parte, nunca ha mostrado interés en ella y demuestra un gran cariño hacia su esposa.

El relato que da título al libro nos presenta a Jiro y Utako, que hacen un viaje improvisado a un sitio donde existen baños termales. Durante la segunda guerra mundial tuvieron un romance y concibieron un hijo. Al nacer, la familia de Utako entregó al bebé en adopción. La pareja se separó, pero nunca logró sanar por completo sus heridas. Utako acaba de divorciarse, mientras que Jiro está casado. Este texto es el que más me agradó del libro.

Con naturalidad narra el encuentro que un novelista sostuvo con un actor de teatro. El episodio ocurre en la habitación de un hotel que solía ocupar un amigo del escritor, quien falleció años atrás. El actor cuenta su historia al novelista, y confiesa que durante la segunda guerra mundial se disfrazó de mujer para evitar el servicio militar.

Varios de las historias del libro se desarrollan en la época posterior a la Bomba. Son años en los que se empieza a definir el Japón actual. Muchos de los personajes tienen aún pesares ocasionados por la guerra. Sus tristezas y preocupaciones son, sin embargo, universales.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la percepción de los japoneses es extrema,se drogan con con su aficion a sus intensas pasiones ya sean de los mas trivial pero en lo ordinario lo recorvienten en sublime.

te recomiendo una pelicula la bajas en Ares es "El imperio de los sentidos"contemporánea de Emmanuel y otras pero de factura superior.

Me hace la idea que es un buen libro
dan ganas de adquirirlo

Arbolario dijo...

Muchas gracias por la recomendación. No conocía ni de nombre esa película.

De Yasunari Kawabata te recomiendo mucho un libro: La casa de las bellas durmientes. Es una de las obras maestras del siglo XX.