22.5.07

La muerte de Alekhine

Cuando encontré la fotografía que acompaña esta nota me llevé una sorpresa. Estaba de visita en la excelente página ajedrecística Chessbase cuando encontré un enlace a una sección extravagante. Es un sitio donde se comentan algunos de los misterios del mundo del ajedrez.

Para los aficionados a la historia de los torneos y antiguos campeones, la figura de Alekhine es una de las más reverenciadas. Fue uno de los mejores jugadores del siglo XX, y también uno de los más polémicos. Durante la segunda guerra mundial aparecieron publicados varios artículos con su firma, en los que describía una manera aria y una judía de jugar al ajedrez. Según estos artículos, el jugador ario era agresivo y valiente, mientras que el judío era timorato y defensivo.

Luego de la liberación de París, Alekhine desmintió que estos artículos fueran de su autoría. Dijo que no pudo denunciarlos antes porque temía a las represalias de los nazis. Tanto él como su esposa vivieron en Europa la mayor parte de los años de la guerra.

Hay algunas personas que aseguran haber encontrado las notas manuscritas de estos artículos entre las pertenencias de Alekhine, pero esto no ha podido confirmarse. Los documentos sólo serán públicos, de acuerdo a la ley francesa (Alekhine adoptó la ciudadanía francesa luego de emigrar de Rusia), en el año 2017. Y si dentro de diez años se descubrieran los manuscritos, ¿sería prueba suficiente para condenarlo? No lo sé. En esa época brindó entrevistas a medios españoles, donde se recogían declaraciones antisemitas. Las pruebas históricas parecen inculparlo.

Pero volviendo a la foto: ya habrán adivinado que se trata de la muerte de Alekhine, ocurrida en un hotel en Portugal en 1946. Yo leí hace muchos años un libro donde decía que el campeón del mundo había muerto con un tablero entre las manos. Ésa fue la primera sorpresa, pues el tablero está a un costado, con las piezas en posición de salida -hay sospechas de que el tablero fue colocado por el fotógrafo antes de capturar la imagen-. Los platos están en cierto desorden, pero parece que había terminado de cenar. Aunque a primera vista la muerte parece pacífica, un médico declaró que el deceso ocurrió por asfixia causada por un pedazo de carne en los canales respiratorios.

Al ver esta foto, comprendo la razón por la que muchos opinan que la muerte de Alekhine se debió tal vez a un ataque cardíaco. Una persona que sufre un accidente como el que describió el médico portugués habría luchado, los objetos circundantes deberían estar en gran desorden, y sus brazos quizás estarían en otra posición.

No sabremos nunca la verdad. Desacreditado, Alekhine fue sepultado en París a expensas de la Federación internacional de ajedrez. Tuvieron que pasar muchos años para que su memoria fuera reivindicada. Se le considera el primer ajedrecista posicional de la historia -el método moderno-. De acuerdo a los estudiosos, fue el primero que buscó el mejor plan a seguir, y no la mejor jugada.

2 comentarios:

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Hay una anécdota de Alekhine, y de por qué tuvo que quedarse en Portugal: no tenía pasaporte, no recuerdo por qué artes.
Llegó a la frontera con España, trató de pasar y le pidieron el pasaporte. "Soy Alekhine, campeón mundial de ajedrez. No necesito pasaporte", habría dicho. Y pues ya ves que los de migración se toman muy en serio los papeles y muy poco en serio el hipermodernismo; el resultado está en la foto.
¿No habrán arreglado la escena para que no se viera "fea"? Me gustaba el mito de que hubiera muerto sobre el tablero...

Arbolario dijo...

Hace algunos años supe de esta anécdota, pero no sabía en qué contexto había sucedido.

No se me ocurrió que el fotógrafo, o alguien más, pudo preparar la escena para que quedara presentable. Este misterio pega para hacer una novela.