10.10.06

Veinte años del terremoto de 1986

Hoy se cumplen veinte años del terremoto del año 1986. La prensa gráfica preparó un especial en el que se recogen varias entrevistas, fotografías y reportajes relacionados con la fecha. Además, se hace un análisis de las condiciones en las que se encuentra el país en este momento.

Si ocurre un terremoto de similares características, ¿estamos preparados para enfrentarlo? En cuanto a las construcciones, el terremoto de 2001 fue un buen termómetro. La capital casi no resintió problemas de derrumbes o desplomes. Sin embargo, en el resto de ciudades, la situación fue diferente. Santa Tecla, por ejemplo, sufrió graves daños en su centro histórico. Además, un alud de tierra sepultó a cientos de personas.

El 10 de octubre de 1986 fue un terremoto que se concentró en el área de San Salvador. Yo estaba en Antiguo Cuscatlán, y a pesar de que se sintió con mucha fuerza, casi no provocó daños en los edificios cercanos. Ciudades más alejadas, como Santa Tecla, lo sintieron como un temblor fuerte. Debido a esta diferencia de intensidad, las clases en la universidad donde yo estudiaba iban a continuar. Al final se suspendieron, luego de conocer las noticias que provenían del centro capitalino.

Recuerdo que al regresar a mi casa, me sorprendió observar a todos los vecinos preparando carpas y tiendas de campaña para dormir a la intemperie. Los edificios de apartamentos tuvieron daños leves. Sin embargo, nadie quería dormir en ellos. Dos semanas después tuvimos que hacerlo. Las fuertes tormentas de ese año eran insoportables en tales condiciones.

El centro histórico de San Salvador cuenta aún con muchos edificios en ruinas. Si mañana ocurriera un terremoto como el de 1986, las probabilidades de que se desplomen son muy altas. El peligro está al acecho. La capital padeció de muchos terremotos el siglo pasado, y uno al inicio de éste. No podemos descuidarnos.

Los fenómenos naturales como los terremotos no son predecibles. Lo mejor que podemos hacer es prevenir los posibles daños. Hoy el gobierno decretó una alerta en la zona del volcán Chaparrastique, en el departamento de San Miguel. Hubo desde anoche un inusitado incremento de sismos en la zona. Esto demuestra que debemos prepararnos para lo imprevisto.

5 comentarios:

Aniuxa dijo...

Yo del terromoto del 86 me acuerdo bien bien poquito (tenia dos años). Pero bueno. La escuela a la que iba mi hermana se cayó y se murieron 42 niñas. Luego siempre haciamos una ceremonia en la escuela y nos vestíamos de angelitos. La verdad, en ese entonces lo veía casi como un juego. Hoy me doy cuenta que muchas vidas de niñas quedaron truncadas y que debemos hacer lo posible para que estas situaciones no vuelvan a ocurrir.

Arbolario dijo...

Aniuxa: es la escuela Santa Catalina. Unas primas mías estudiaron ahí, años antes del terremoto del 86.

Aniuxa dijo...

Exacto... ahi estudié kinder (dos veces, lo repetí), prepa y hasta tercer grado. Mis hermanas hasta sexto... La dejaron bien bonita después de los terremotos. Algo me acuerdo de la inauguracion de las instalaciones en el 86.

Aniuxa dijo...

*88, ahi hicieron la nueva escuela

Arbolario dijo...

Conmovedores los relatos de las alumnas y profesoras que sobrevivieron a la catástrofe. Una madre de familia (de esa época) dijo que desde el 86 no había regresado.