30.9.06

Escándalo en el campeonato mundial de ajedrez

Cuando todo indicaba que el encuentro por el campeonato mundial de ajedrez entre el ruso Vladimir Kramnik y el búlgaro Veselin Topalov corría por buen camino, ha ocurrido un escándalo cuyas consecuencias no son previsibles por el momento.

Antes de comenzar la quinta partida, el equipo técnico de Topalov presentó una protesta ante el comité organizador debido a que Kramnik abandonaba constantemente la sala donde se desarrolla el encuentro para ir al baño. Según las noticias, las visitas de Kramnik al sanitario superan con mucho a las que se harían normalmente en una competencia de seis horas.

Según los técnicos que apoyan a Topalov, el ruso Kramnik visitó 50 veces (¡!) el sanitario de su área de descanso durante uno de los juegos. Todo esto no tendría mayor importancia si no fuera por un pequeño detalle: los baños son los únicos lugares donde no existen cámaras de vigilancia. Por lo tanto, el equipo del búlgaro, está acusando de manera implícita a Kramnik de hacer trampa en un área fuera de las cámaras de video.

En las competencias de ajedrez de alto nivel suelen colocarse cámaras de vigilancia y dispositivos bloqueadores de celulares. Hace algún tiempo ocurrió en Estados Unidos un hecho insólito: en un torneo abierto, varios jugadores aficionados derrotaron a maestros importantes. Luego se descubrió que los primeros se escabullían al baño, donde recibían instrucciones por teléfono celular de sus cómplices que analizaban las partidas con programas de computadora.

Kramnik no se presentó a jugar la quinta partida del torneo, por lo que se le dio por perdida. La sexta iba a efectuarse hoy, pero el presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) la postergó hasta mañana. Las negociaciones entre los equipos de ambos jugadores y la Federación continúan. No es posible saber qué sucederá. Por el bien del ajedrez, lo mejor sería que continuaran las partidas y que el encuentro llegara a un final donde se obtenga un resultado en el tablero, y no en la mesa de los árbitros.

4 comentarios:

Bettus Arsenicus Horribilis dijo...

Kizas tienen candelarios con mujeres chulonas en el excusado pa'darles injpirasion... a saber!

Carlos dijo...

Hmmm… 50 veces en 6 horas vendría siendo 8.3 veces por hora; o sea 1.38 veces cada diez minutos. Quizá con una próstata super inflamada… De cualquier forma, arden las sospechas.

Pero si la competencia se realiza en un total de seis horas, uno de los juegos sería más corto, ¿no? En ese caso, las sospechas se disparan. ¿De cuánto tiempo fue el juego en que fue tantas veces al sanitario?

Julio Suárez Anturi dijo...

Tú qué crees, Salvador, que pueda hacer Kramnik cuando va al baño. ¿Hace trampa? ¿El tiempo es suficiente para consultas telefónicas o de cualquier otro tipo? ¿No va con los jueces, como se haría con los ciclistas? En el anecdotario me encontré esto, a partir del escándalo que comentas. Abrazo.

Arbolario dijo...

Carlos: las partidas duran en promedio seis horas. Según el detalle del técnico de Topalov, en un video se observa a Kramnik entrar al baño en cinco ocasiones antes de efectuar su siguiente jugada.

Julio: creo que ha sido una estrategia de guerra psicológica. De esta manera buscan -y me parece que lograrán- romper la concentración de Kramnik.