16.12.05

Rashomon

Del mismo modo se llaman el cuento de Ryunosuke Akutagawa y la película dirigida por Akira Kurosawa. En un libro que leí hace algunos años descubrí varios cuentos del autor japonés, entre los que estaba Rashomon. Sin embargo, la película es una mezcla de algunos relatos.

Si leen el enlace que dejé sobre la película -en la excelente página de Wikipedia-, podrán enterarse de una de las interpretaciones que se hace sobre los personajes. A decir verdad, es una alegoría bastante aventurada. En la página que le dedica The Criterion Collection puede leerse un resumen más escueto, pero también más equilibrado.

La película nos habla de la maldad que el ser humano es capaz de generar. Un asesinato en mitad del bosque nos enfrenta a diferentes versiones sobre el mismo. Los testimonios nos hunden en la desesperación, pues cada uno de ellos es más complicado. Incluso, la versión que se supone es la correcta, tiene una omisión que es descubierta, por lo que el testigo pierde toda credibilidad.

Rashomon lanzó a la fama internacional a su director y al primer actor, el recordado Toshiro Mifune. Algunos años después Hollywood hizo a Kurosawa uno de los mayores elogios: copió algunas de sus películas y las convirtió en westerns. Una de las más famosas es The Magnificent Seven, basada en Seven Samurai.

2 comentarios:

Julio Suárez Anturi dijo...

En realidad, en general desconocemos la filmografía oriental, la que, según entiendo, es muy prolífica tanto en China como Japón. Nos pusieron de paradigma el karate de Bruce Lee, y uno de mis primeros contactos con ese mundo fue El olor de la papaya verde y después Escrito sobre la piel.
Te dejo este enlace, Salvador, de un amigo bloguero, vecino tuyo en Centroamérica, que hizo unas notas sobre una reciente muestra oriental.
http://otexto.net/

Arbolario dijo...

Gracias por la información, Julio.