11.10.05

Hasta en las mejores familias

Hoy salió publicado en la página oficial de los Premios Nobel que el de literatura se anunciará este jueves. Al mismo tiempo, uno de los miembros de la Academia Sueca presentó su renuncia, por considerar que el premio de 2004 a la novelista austríaca Elfriede Jelinek "causó un daño irreparable al valor de los premios en el futuro".

Knut Ahnlund renunció a su sitio en la Academia luego de soltar toda clase de críticas a la obra de Jelinek. Casi de inmediato, Horace Engdahl, presidente del organismo, dijo que Ahnlund rara vez se ha aparecido en los últimos 10 años a las reuniones, por lo que no sabe cómo se desarrollaron las discusiones que llevaron al nombramiento de la austríaca el año pasado.

Resulta curioso que Ahnlund esperara hasta hoy para denunciar lo que él considera un fallo de la Academia. Parece obvio que lo hizo para torpedear el nombramiento de este año, como lo declara el presidente. Este es el último de los escándalos que han rodeado al Nobel de literatura a lo largo de su existencia.

Hay muchos escritores galardonados y que son desconocidos en este lado del charco. El Nobel ayuda a que el trabajo de estos autores se difunda, pues de otra manera apenas si los tomaríamos en cuenta. Por supuesto, el premio no garantiza que sus libros sean la flor de la mañana. Más de un chasco me he llevado, al igual que todos. Y uno se pregunta, ¿por qué no se lo dieron a Borges, a Proust, a Onetti? ¿Por qué rayos se lo dieron a fulano o zutano?

Puedo añadir que Nadine Gordimer, Kenzaburo Oé, José Saramago, Yasunari Kawabata, Selma Lagerlof, Gao Xingjian e Imre Kertesz son autores a los que no conocería de no ser por su etiqueta: premio Nobel, año X. Y no olvidemos a los grandes aciertos: García Márquez, Faulkner, Hemingway, Boll, Hesse, Elliot, Gide, Jiménez, Yeats, Kipling, y un larguísimo etcétera. Para todos hay gusto.

2 comentarios:

Avelino Gómez dijo...

Saludos, salvador.
Cierto, me entero de todo esto de la renuncia de uno de los miembros de la academia. Habrá que ver lo que está sucediendo con la literatura y el Nobel. Es como un pleito de comadres, pero llevado a niveles intelectuales. je.
Leí lo del festival de poesía, que suena padre. Acá en mi ciudad apenas se realizará un primer festival similar, en noviembre. Qué bueno que podemos tener la palabra y los poetas cerca.
va un abrazo desde méxico.

Arbolario dijo...

Gracias por tu visita, Avelino. Hay una poeta mexicana que se encuentra en el festival. De hecho, que yo recuerde, siempre ha venido alguno de tus compatriotas.