12.10.05

Día de la raza

Es así como se conoce al 12 de octubre en la Tierra de collares. Otros le llaman día de la hispanidad o del descubrimiento. Hay quienes han sugerido el políticamente correcto "día del encuentro de culturas".

No adopto las posturas extremas de los que quieren que volvamos a vestir taparrabos y adorar al sol y a la lluvia. Tampoco estoy con los que desean ignorar nuestro pasado precolombino, como si la historia comenzara el día que las tropas del Adelantado y sus refuerzos tlaxcaltecas penetraron por primera vez el territorio que ahora forma el país. Somos la unión de dos culturas, en la que una de ellas, ancestral y autóctona, sufre porque es rebajada y restringida a postal turística.

Hablamos español -o castellano, como quieran-. Nuestra piel es morena, blanca, negra y amarilla. En la escuela nos enseñan los nombres de héroes míticos, que nunca existieron: Atlacatl el viejo y también el joven. En mi ciudad hay una estatua a uno de estos paladines. Un amigo dice que su tocado de plumas es de la nación Lakota, y yo pienso que es Sioux. Somos la suma de varias contradicciones, que se modifican y aumentan conforme pasan los años.

Ahora jugamos al fútbol, comemos hamburguesas, nos gusta el reggaetón -¡Dios me libre!-, leemos Selecciones y soñamos con irnos al norte. No sé qué nos espera en el futuro, pero me gustaría mucho que en verdad aprendiéramos de nuestros errores, y lográramos enderezar un poco este barco maltrecho que hasta hoy llevamos muy a la deriva.

¡Amén!

2 comentarios:

Julio Suárez Anturi dijo...

Salvador, creo que es mejor hablar de la hispanidad, creo, porque este mismo día se celebró en España y no fue por la raza, propiamente. Una fecha que ha ido perdiendo lustre, o al menos no tiene esa preponderancia de los tiempos estudiantiles.
Acaba de ser anunciado el premio Nobel de Literatura, y es Harold Pinter, de quien se afirma que “en sus obras revela el precipicio oculto bajo la cháchara cotidiana y fuerza la entrada a los cuartos cerrados de la opresión”. Pinter llamó recientemente “criminal de guerra” a Tony Blair, por la guerra de Irak y dijo que Estados Unidos está dirigido “por una pandilla de delincuentes”.
En los últimos diez años, el Nobel de Literatura sólo ha recaído en tres ocasiones en ciudadanos de origen no europeo: el triniteño nacionalizado británico V.S. Naipaul, el sudafricano J.M. Coetzee y el chino Gao Xingyang, nacionalizado francés. De los tres, los críticos dicen que son excelentes, pero yo conozco poco. Tal vez Naipaul era el más conocido.

Arbolario dijo...

Pinter es otro caso de escritor desconocido para nosotros, que ahora tendremos oportunidad de conocer gracias al Nobel.