8.2.08

Herb Alpert & The Tijuana Brass

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA


Cuando era niño sólo tenía un par de discos de mi propiedad, por lo que tenía que oír los de mis padres o mi abuela. Así es como escuché desde muy temprana edad la música de Glenn Miller, Tom Jones, Frank Sinatra, Agustín Lara, Soul Makossa (!!) y Barrabás (!!!) entre otros.

En esa época no tenía una estación de radio preferida. Oía lo que mis padres oían: noticias, deportes o música de Nat King Cole. Tuvieron que pasar muchos años para que me compraran mi propio receptor, y que con el dinero que ahorraba de mis mesadas y cumpleaños comprara mis propios discos de vinilo.

En mi niñez me apropié de un disco que encontré en la radiola de la casa. Era una colección de grandes éxitos de Herb Alpert y su grupo, The Tijuana Brass. No había día que no lo escuchara. Mi hermano y yo lo disfrutábamos, y nos imaginábamos como parte del grupo.

Esta canción -Spanish flea- que he añadido a la nota forma parte de ese disco de grandes éxitos. Puede que muy poca gente se acuerde ahora de Herb Alpert. Pero les digo que mi hermano y yo somos sus fieles admiradores.

3 comentarios:

Jacinta dijo...

¡Yo también! En la casa había varios discos de la Tijuana Brass y de los que mencionás. También de Sergio Mendes y su Brazil 66, 67, 68, ya que él siempre cambiaba el número de acuerdo al año en que estábamos (y también cambiaba a los músicos cada año).
Un detalle: "Soul Makossa" se llamaba una canción de Manu Dibango, intérprete de algo que se dio en llamar "afrosouljazz".
Púchica, ya me sacaste más recuerdos a luz...

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Curioso: en mi familia, quienes escuchaban a Herb Alpert eran mi papá y mi abuela Mina. Mi madre oía a los Beatles, a Chubby Checker y a Little Richard. Y me gustaban todos.
Me acuerdo que contrataron a Herb Alpert cuando Timbiriche hizo uno de sus primeros discos, para una canción que se llamaba --creo-- "La banda Timbiriche". Sonaba bien.

Arbolario dijo...

Jacinta: gracias por la aclaración. El ritmo de esa canción me gustaba mucho. No entendía nada de lo que decía, pero igual la escuchaba pegado a la radiola.

Rafa: nunca supe de quién eran esos discos que menciono. Aparecieron en la radiola -que más tarde habría de perecer por la acción de las termitas- desde antes que tuviera uso de la (sin)razón.