31.1.08

Me resisto a caer en la tentación

Nunca me ha gustado la música de Britney Spears. Tampoco me agradó la imagen de adolescente provocativa con la que se lanzó a la fama. Como se decía antes en la Tierra de collares: ¡hule! Que traducido vendría a ser un equivalente de: aparta de mí este cáliz.

Dio la casualidad que el mismo año que la Spears entró en el mundo de la farándula lo hizo también Christina Aguilera. No soy uno de sus admiradores, pero admito que tiene una buena voz. Es muy probable que su carrera dure más tiempo del que nosotros recordemos quién era esa otra cantante que le hizo sombra durante sus primeros años.

El título de esta nota viene relacionado a los chismes escandalosos que se escriben sobre Britney todos los días. Hace tiempo que dejó de ser una nota curiosa y se ha vuelto una persecusión enfermiza. No quiero contribuir a que los paparazzi la sigan acosando.

¿Y cómo puedo provocar esa cacería por los escándalos de Britney? De una manera muy sencilla e inocente: haciendo clic sobre los enlaces que despliegan las noticias más recientes y turbias de la cantante. La popularidad de estas noticias se mide con suma facilidad, y da la pauta a los medios acerca de qué desea leer el público. De ahí que los reporteros de escándalos persigan con tanta insistencia a la víctima de turno.

Cada vez que veo en una página de internet el encabezado sobre un nuevo escándalo de Britney paso de largo. Prefiero leer los artículos de la estación espacial internacional o las fotos del planeta Mercurio. No quiero ayudar a las pirañas a cavar su tumba.

2 comentarios:

Aniuxa dijo...

Y sin embargo... hay otras cuestiones que se miden... como las veces que se dice el nombre de un artista en un medio... y oops!! Hiciste tu cuenta aquí mencionándola!!!

:P

jijiji

A mí me gustaba "She's lucky"... me gustaba el videíto. Y otro video que bailaba con una sillita, la canción no me molestaba, tampoco toxic :P

Arbolario dijo...

Sí, estaba pensando en esa medición también. Pero ni modo, tenía que nombrarla para que quedara claro de quién estaba hablando. :-)