14.8.07

Noticias sobre los libros viajeros

Tal y como les comenté en una nota del mes pasado, los dos libros que recorrieron el continente de abajo para arriba y luego de ladito, finalmente viajaron hasta la cintura de América, a la Tierra de collares. ¡Ya están en mis manos!

Hice un cálculo con un sitio web que me dio las distancias entre varias ciudades del mundo y estimé, con un error de aproximación no tan fino, que los libros viajaron 12,500 kilómetros hasta llegar a mi casa. Es decir, que viajaron una distancia un poco mayor a la que separa las ciudades de Nueva York y Johannesburgo (Sudáfrica). ¡Háganse ese viaje a pie!

Pero bueno, los libros ya están conmigo. Y por favor, no me pidan que se los preste. Demasiados sustos pasaron los pobrecitos. Ya nos amábamos antes de conocernos.

1 comentario:

Marguerite dijo...

¡Prestámelos!