16.2.07

El período azul de Daumier-Smith

El protagonista de este cuento, un joven artista plástico que ha vivido muchos años en París y que retorna con su padrastro a Nueva York, no logra ubicarse en ese nuevo mundo al que le toca enfrentarse.

El joven encuentra un trabajo de verano en una peculiar escuela de arte, dirigida por el matrimonio Yoshoto. Los alumnos envían sus dibujos y pinturas por correo para que los maestros los corrijan y los devuelvan a sus autores. Pero el problema principal del joven artista es que padece de exceso de sinceridad. Aunque nadie se lo ha explicado de manera explícita, en sus respuestas debe mantener la esperanza, avivar la ilusión de los aspirantes. Por el contrario, cree correcto demoler los esfuerzos de los que a su parecer no tienen talento.

Este exceso de sinceridad del joven maestro se vuelve de nuevo en su contra cuando alaba con entusiasmo los trabajos enviados por una monja. A él le gustaría que la mujer cambiara su vocación, y convertirse en su guía. Cuando los superiores del convento deciden cortar la comunicación con la escuela de artes, la ilusión ha terminado. Porque también el muchacho tiene sueños pueriles. ¿Pero quién de nosotros está vacunado contra esa enfermedad? Nadie. A fin de cuentas, sólo somos seres humanos.

Teddy. Elija su camino:
-1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18-

1 comentario:

Alejandra dijo...

Me gustaría chatear con vos
mariaalejandramartinez@gmail.com