19.1.07

Spam en los blogs

Puesiesque ayer vi en mi correo diez mensajes y al darme cuenta que todos eran debido a comentarios que se habían añadido a este blog de ustedes me llamó bastante la atención. "¿De cuándo a acá se volvió tan popular este bolado?", pensé.

Cuando revisé los correos me di cuenta que todos los mensajes eran puro spam: basura en los comentarios a un par de notas del año pasado. Los responsables ya aprendieron a burlar el obstáculo de la digitación de una palabra que permite añadir un comentario. Por ahí habrán encontrado una brecha en el sistema.

De seguir esto así tendré que activar la herramienta que permite al dueño del blog -o sea, este servidor de ustedes- aprobar todos los comentarios que se añadan. No he querido hacerlo antes porque no lo consideré conveniente. Los "anónimos" que de vez en cuando vienen a zumbar sólo aparecen una vez y luego se van, y hasta permiten añadirle color a las listas de mensajes.

En lo personal no comprendo la obstinación de los "spammers". Envían miles o millones de mensajes, con la esperanza de pescar decenas o cientos de clientes para sus negocios. Con todas las herramientas anti-spam que hay en el mercado, ¿valdrá la pena tomarse tantas molestias? Tal parece que sí, puesto que cada día esta plaga aumenta.

3 comentarios:

Julio Suárez Anturi dijo...

Es realmente desesperante. Lo viví en carne propia. "Por fortuna", a tí te llegan unos cuantos; a mí, me llegaban de 50, 100, 150, hasta que decidí cerrar comentarios. Pero te cuento que, aún así, entraban en post antiguos. Tuve que eliminar varios post, unos 20, para frenar los spam. Lástima. Ahora reabrí los comentarios, pero con moderación, que no es nada grato para quien escribe el comentario, pero no hay alternativa frente a esa plaga de imbéciles que usan el conocimiento de la manera más agresiva, sucia, antiética y... No sigo. Abrazo.

Rossi dijo...

Hola amigo, bueno, como siempre tu espacio tan interesante, y la reseña sobre el libro que has leído. Un abrazo desde Mar del Plata, Argentina

Arbolario dijo...

Julio: ya me preguntaba por qué habías cerrado el acceso a los comentarios. En verdad que esto del spam es una peste.

Rossi: gracias por darte una vuelta por esta tu humilde casa. Me quedé con las ganas de visitar Mar del Plata cuando estuve en la Argentina. Una pregunta: ¿sos de Gimnasia o de Estudiantes?