14.12.06

Good Bye Lenin!



¿Qué pasaría si cayéramos en coma y, al despertar, el mundo hubiese cambiado por completo? Esta pregunta es el germen de Good bye Lenin!, una película alemana que mezcla la comedia y el drama con mucho equilibrio.

Alex vive con su familia en Berlín Este, y una noche es golpeado y detenido por la policía al participar en una manifestación antigubernamental. La madre de Alex observa cómo su hijo es maniatado y sufre un ataque cardíaco que le provoca un coma. Al despertar, el muro que divide a Berlín ha desaparecido, y con él la República Democrática Alemana.

La madre de Alex ha sido una apasionada del gobierno socialista desde que su esposo desertó a occidente. Sus hijos temen que si ella se entera que su amado país ha dejado de existir, podría sufrir otro ataque cardíaco que la conduciría a la muerte. Sólo hay una solución: ocultarle la verdad. Pero eso los conduce a hacer algunos disparates, como filmar falsas noticias que expliquen por qué hay un gran rótulo de Coca Cola en un edificio vecino.

Alex convence a los antiguos amigos de su madre para que lo ayuden a engañarla. Consiguen alimentos de la época comunista, cantan viejas canciones políticas y evitan vestir ropas que delaten sus nuevos trabajos: empleados de restaurantes de comida rápida o técnicos de instalación de antenas satelitales.

Dentro de estas situaciones cómicas se hace una reflexión sobre el proceso de reunificación alemana: no ha sido tan fácil como se esperaba, y aún hay muchos problemas por resolver. Es notable que los alemanes sean capaces de reírse de algunos de sus lastres a través de una película tan amena.

2 comentarios:

Aniuxa dijo...

Esta es una película buenísima que me da una onda... tan terrible. Me trae unos recuerdos de un amigo que debe estar jugando con las estrellas...

:(

Arbolario dijo...

Igual que la madre de Alex. A lo mejor se han inventado alguna canción para arrullar al sol durante las noches.