21.8.06

Cruce de poesía.

Los amigos de la revista nicaragüense 400 elefantes me obsequiaron con un libro de poesía recién impreso. Cruce de poesía es una antología dividida en dos partes, donde se han seleccionado a poetas de Nicaragua y la Tierra de collares. La característica común es que se trata de escritores que han publicado en los últimos veinticinco años, y que no forman parte de la lista de "escritores consagrados", si es que tal lista existe.

Los responsables de la antología son Marta Leonor González y Juan Sovalbarro por Nicaragua, y Luis Alvarenga por la Tierra de collares. En el caso de nuestro país, los autores incluidos han publicado sus trabajos durante o después de la guerra civil de 1981-1992.

Aquí les presento un par de ejemplos de la antología:


FRITANGUERAS
(Erick Aguirre. Nicaragua)

Las fritangueras gordas, gordísimas
como sus hijos taxistas, camioneros,
choferes de empresas nacionales;
sacan sus estufas en las tardes
y se esparcen a lo largo
de las calles sucias y enredadas
de Monseñor Lezcano y La Ceibita.

Sus hijas, jóvenes y hermosas,
despachan coquetas a los clientes
y algunos se tardan comiendo para decirles piropos.

Las fritangueras gordas se limpian la manteca
en sus grandes delantales de dacron
donde lentamente van guardando los pocos pesos del día.

Cuando pasa la noche, después que apagan la estufa
y aliñan el carretón, hacen cuentas en silencio
como para convencerse de que todavía son pobres.


QUÉDATE
(Aída Párraga. Tierra de collares)

Quédate como se quedan las estrellas
prendidas en la nada.
Quédate
como se queda el olor
de la hierba
sobre la piel de los que se aman.
Quédate
como se queda la luz
del sol
en mis pupilas.
Quédate
como me quedo yo
cuando te marchas.

7 comentarios:

USUARIA ANONIMA dijo...

QUE BONITOS ESTAN LOS POEMAS!!! GRACIAS POR COMPARTIRLOS

Ixquic* dijo...

que bonito eso "quedate"...

definitivamente, las estrellas son inspiradoras.

Arbolario dijo...

Usuaria: lástima que esa antología no puede conseguirse todavía en el país. Sólo está disponible en Nicaragua. Es un libro que debe difundirse.

Ixquic: es uno de los poemas que más me gusta de Aída.

Antares dijo...

Qué bendición transformar esa mezcla de rayas y circulos en frases tan sencillas y hermosas. Gracias Salvador, gracias Aída.

Anónimo dijo...

Tambien me pareció precioso el poema "Quédate", será porque soy romántica más que realista. Es importante conocer el trabajo de poesía que se hace en nuestros países, lástima que el libro no está disponible...

Julio Suárez Anturi dijo...

No son comparables los dos poemas. El segundo suave como esa petición o el olor de la hierba. El primero, contundente, huele a fritanga. Deberías deleitar, con cierta regularidad, con poesía centroamericana; solo es sugerencia, apreciado Salvador. Abrazo.

Aída Párraga dijo...

Hola Salvador, qué sorpresa, no sabía que había un poema mío publicado en ese libro. Gracias