26.7.06

Deudas

Tienen suerte aquéllos que no arrastran deudas monetarias. En la vida moderna casi es un requisito tener deudas para existir, para ser tomado en cuenta en el mundo materialista y corrompido que nos agrada tanto.

Si no tenemos tarjetas de crédito nos hacen el feo a la hora de pedir un préstamo en el banco, o al momento de comprar a plazos una lavadora o un televisor. Siempre son necesarias las benditas referencias comerciales, incluso para obtener un crédito en la tienda donde acostumbramos comprar nuestra ropa.

En este momento mis deudas a largo plazo son menores a lo que fueron hace algunos años, pero siempre estoy atento para no caer en la tentación de trabajar sólo para pagar créditos. Es muy fácil entrar en el remolino: un carro más reciente, un televisor más grande, un equipo de sonido más potente... Luego, sin darnos cuenta, tenemos una montaña de recibos sobre la mesa.

De lo que estoy seguro es que cuando termine de pagar el préstamo de mi casa voy a armar una fiesta de "fin de hipoteca". No todos los días se cancela por completo una deuda de este tipo. Todavía falta algún tiempo para ello, así que la puedo planificar con tranquilidad.

4 comentarios:

USUARIA ANONIMA dijo...

TENES TODA LA RAZON, FIJATE QUE YO ESTOY EN LO DE COMPRAR MI CASA Y ME VAS A CREER QUE TENGO QUE TOMAR LA TARJETA DE CREDITO PARA OBTENER EL PRESTAMO...GRAN GANGA!!! NO LES PARECE SUFICIENTE LO QUE ME VAN A CLAVAR DE LA HIPOTECA QUE QUIEREN VERME SUMIDA EN OTRA DEUDA...Y CABAL, ESO DE VIVIR SOLO PARA PAGAR RECIBOS ES HORRIBLE.PUYA, A VECES NI PARA COMPRARTE UN CHURRO DE 5 CENTAVOS TE ALCANZA PORQUE DESEQUILIBRASTE TU PRESUPUESTO MENSUAL.

Arbolario dijo...

Lo que quieren es saber, supuestamente, que sos responsable para pagar una deuda a mediano o largo plazo. Por eso te piden una tarjeta de crédito. Yo tenía la lección bien aprendida antes de comprar mi casa. Algunos años antes solicité una tarjeta.

David dijo...

Si vos, si no te endeudas no tenes nada o no te toman en cuenta para algun crédito (bueno, los pobres como yop, jaja). Pero igual, uno pasa pagando sus cosas por el resto de su vida.

Saludos

Arbolario dijo...

Una vez me contaron que en los países donde hubo hiperinflación las tasas de interés de los préstamos se elevaron tanto que dejaron a muchas personas en la ruina de la noche a la mañana.

Algunos bancos en esos extremos llegaron a un acuerdo con sus deudores: debían pagar a perpetuidad sus préstamos. Al momento de su muerte el crédito quedaba cancelado.