13.4.06

Machu Picchu

De mi diario de viaje:

12 de abril. 8:00 a.m. Machu Picchu.

He sentido la misma emoción que cuando estuve frente a la Torre de Pisa o la Basílica de San Pedro. Cuando he visto la ciudadela al amanecer, desde uno de los sitios más elevados, la emoción me llegó hasta los huesos.

Huayna Picchu flanquea la ciudadela, y alrededor de nosotros, las gigantescas montañas que vuelven mágico este monumento del mundo quechua.

El cielo está un tanto nublado. Hemos visitado por ahora la zona de terrazas agrícolas y la casa del guardián de la ciudad. Varias llamas muy mansas se dejan acariciar. Me he llevado buenas fotos de sus caras serias. Ana Cecilia, nuestra guía, nos dice que el instituto de cultura ha adaptado estos animales para que vivan a 2400 metros. Las llamas sólo viven a más de 3000 metros de altura.

11:00 a.m. Huayna Picchu.

Hemos terminado el tour con Ana Cecilia. Hemos visitado la ciudadela y dejado parte de nuestro corazón aquí. Luego decidimos con parte del grupo subir al Huayna Picchu. Fuimos con dos brasileños (Marcos y Junior) y dos peruanos (Rocío y Cristian). Los peruanos se quedaron atrás y no los volvimos a ver. Uno de ellos se acalambró al inicio.

Con los brasileños subimos en 30 minutos. Ha sido un ascenso muy rápido. El camino es más fácil de lo que esperaba. Sólo hay que tener cuidado de no resbalar en algunos tramos.

El paisaje estaba nublado en la cumbre. Bajamos unos metros y encontramos un sitio donde estaba más despejado. Por fin pudimos tomar buenas fotos de Machu Picchu.

2 comentarios:

Aldebarán dijo...

Igual me falta conocer Perú, Pisa o el Vaticano, pero entiendo lo maravilloso del momento que nos compartes.

Suerte

Arbolario dijo...

Aldebarán, cuando estés frente a Machu Picchu te va a hervir la sangre como a mí.