7.12.05

La quema del diablo

La quema del diablo, que se efectúa el siete de diciembre, es una tradición de Guatemala. La única vez que la presencié tenía ocho años, pero me causó una profunda impresión. Muchas familias preparan hogueras fuera de sus casas, en las calles, y queman madera, papeles, cosas viejas y otros materiales combustibles.

Según he leído en los periódicos guatemaltecos, en los últimos años se está acostumbrando quemar piñatas con formas de diablo. Si leen el enlace que he añadido a esta nota podrán conocer las diversas teorías sobre el origen de la tradición. Se eligió el día siete de diciembre porque es la víspera de la fiesta de la Virgen de Concepción.

Al igual que en otras culturas, la quema tiene un significado de purificación. Se ahuyenta así al demonio, que vive entre las cosas viejas. Ésta es sólo una de las interpretaciones que se le han atribuido. Al momento de escribir esta nota son casi las seis de la tarde, hora en que comenzará la festividad.

Recuerdo la única ocasión en la que vi la quema. La pira más cercana estaba formada por muebles viejos y leña. Los muchachos que la levantaron la rociaron con algún líquido inflamable. La hoguera ardió durante media hora con gran intensidad. Desde la puerta de mi casa observé ése y otros fuegos. La gente los observaba con atención, deseando tal vez que con ellos se consumieran sus tristezas.

6 comentarios:

Antares dijo...

Raras costumbres algunas, aunque interesantes. Creo que nadie se preocupaba por la contaminación ¿cierto?

Arbolario dijo...

En Guatemala hay una gran discusión al respecto. Muchos opinan que esta tradición debería prohibirse. Sin embargo, está bastante arraigada. Es como si quisieras eliminar la quema de pólvora en la Tierra de collares.

Aldebarán dijo...

Tradiciones que conllevan una gran carga cultural. Eliminarlas es cercenar parte del consciente e inconsciente colectivo.

Eso me recuerda que en los pueblos de la parte norte de la Tierra de Collares, en semana santa se cuelga un muñeco, simulando a Judas el traidor. Yo lo he visto una vez, colgado en un poste a la orilla de la carretera. Sería de averiguar un poco más acerca de esta tradición.

saludos

ANTARES dijo...

Pues te cuento Aldebarán que esa costumbre de colgar muñecos en alusión al suicidio de Judas Iscariote en arrepentimiento por haber entregado a Jesús, se ha extendido a los municipios de la capital de tierra de Collares, solo que aquí los he visto mas "catrines", unen pantalon y camisa y los rellenan con trapos y los cuelgan de los postes, de lejos perfectamente los confundes con personas. La primera vez que los ví fue en Soyapango, aún estabamos en guerra, ya te imaginarás el susto terrible que llevé al ver de lejos las siluetas ahorcadas en los árboles, imaginé que era otra masacre. La costumbre quesí me parece bárbara, es la de las bolas de fuego.

Julio Suárez Anturi dijo...

En Colombia y en Chile la pólvora está prohibida; o mejor, su uso está restringido a los expertos en juegos pirotécnicos, y se pueden ver, con su hermosura luminosa contra el oscuro cielo, en determinados lugares.
Sobre el Diablo quemado, hay que tener cuidado porque hay alma de los muertos que siguen en pena. Siendo así, por cada Diablo quemado podría haber explosión demográfica de "diablitos" en pena, tentando y poniendo zancadillas.

Anónimo dijo...

DESDE GUATEMALA en mi casa esta tradicion es una de las mas esperadas es una gran fiesta donde nos unimos todos y damos inicio a todas las siguientes tradiciones del mes con un gran diablo y cada invitado que muchas veces son auto invitaciones traen un diablito todo de piñata para sacar lo malo de uno y atraer las cosas buenas puede parecer que es malo para el ambiente nosotros estamos de acuerdo pero son momentos con los cuales nos juntamos nuevamente y una excusa para mantener la familia y amigos unidos aunque solo los miremos ese dia comemos rico e inaguramos el arbol de navidad ese mismo dia asi que es una gran tradicion que espero que todos puedan conocer y ver lo lindo que es compartir en este tipo de cosas