3.11.05

Monumento a Tigran Petrosian en Armenia


En la ciudad de Aparan (Armenia) ha sido develada una estatua en homenaje a Tigran Petrosian, el noveno campeón mundial de ajedrez de la federación internacional, la FIDE. El gran maestro ostentó el título en el período 1963-1969.

Según los datos recogidos por las notas de prensa, una institución local promovió la idea en 2004, como una iniciativa para recordar el aniversario 75 del nacimiento del ajedrecista. Petrosian falleció en 1984.

La biografía de Petrosian que aparece en Wikipedia dice que nació en la ciudad de Tbilisi (Georgia), como se había aceptado hasta hace pocos años. Sin embargo, investigaciones recientes afirman que el gran maestro nació en una villa cercana a la ciudad de Aparan, y que a la edad de 2 años su familia se mudó a Tbilisi, donde vivió hasta los 17. Luego viajó a Moscú, donde se consagró como uno de los más importantes ajedrecistas de la antigua Unión Soviética.

Además de la estatua, la ciudad de Aparan está construyendo un museo y una escuela de ajedrez en honor a Petrosian. Una llama perpetua estará situada a los pies del monumento. La plaza también llevará su nombre.

2 comentarios:

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Petrosian tenía una característica interesante: no jugaba para ganar, sino para empatar. Así llegó a los primeros lugares en el ranking ajedrecístico. Casi nunca se arriesgaba. Pero, cuando lo hacía, tenía unas partidas formidables y emocionantes. El título se lo quitó Boris Spasski, que entre otras cosas era fanático del gambito del rey, juego inseguro si los hay. (Y a él le ganó Bobby Fisher, un hipertécnico. Nunca me gustó su estilo. O quizá nunca lo entendí.)

Arbolario dijo...

Los teóricos del ajedrez dicen que la principal contribución de Petrosian a la teoría fue el perfeccionamiento de la Profilaxis. Su estilo se basaba en prevenir y anular las posibilidades ofensivas del contrario. Por eso es que obtenía tantos empates en los torneos.