5.6.09

Tempestad en un vaso


Nuestro buen amigo Roberto Laínez Díaz presentó la semana anterior su primera publicación: el poemario Tempestad en un vaso. Con ello se reconoce el trabajo de un poeta de larga trayectoria en el país, quien además tiene gran experiencia en la formación de escritores jóvenes.

Comparto con ustedes algunos de los poemas que extraje del libro de Roberto:


Hoja de vida

Medio tenor, a medias novelista,
artesano y actor aficionado;
un poeta con fama de chollado,
un marañón, también un ceramista.

Utilero, tramoyo, maquillista;
he vendido en la calle libro usado
y en la casa del lago un exiliado:
poeta militante y sonetista.

Tendero, velador y reportero;
agricultor por casa y por comida
en una construcción yo fui el llavero.

Y en suplicio voraz que no se olvida:
para el gueto chilango, mensajero;
copista, corrector, bala perdida.


Temporalidades (1)

Flota el poema,
nube henchida de amor,
de fiel tormenta.


Tempestad en un vaso (4)

La musa excreta,
suda, ronca,
babea mientras duerme.
Y vos:
pulimentas en bronces
sus pasos de hojalata
y cincelas en mármol
su leve corazón de piedra pómez.


Moyocoyani

Aquel que se inventa
y nos inventa
habita y mora en el treceavo cielo.

En el lugar de la dualidad
habita y mora el pintor de los hombres:
allí nacen los cantos,
de su casa nos vienen las flores,
desde el lugar de la primavera
se desparraman los cantos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lastima que a México no llegan estas publicaciones, pues el leerlo sería como volver a convivir con el

Arbolario dijo...

Enviame tu dirección de correo electrónico. Luego te escribo para que me dés tus datos personales y le digo a Roberto que te lo haga llegar.

Saludos.