30.8.07

Fever Pitch


Desde que tengo memoria, una buena cantidad películas nos muestran historias de amor en las que cada miembro de la pareja pertenece a mundos distintos, donde no parece haber ningún tipo de intersección. El tipo y la tipa se juntan porque se quedaron encerrados en un ascensor o porque viven muy cerca en el edificio de apartamentos.

En la película inglesa Fever Pitch, Paul -un muy cómico Colin Firth- es un maestro de literatura norteamericana moderna, que coincide en la escuela con Sarah -Ruth Gemmell- una gruñona profesora de matemáticas. Ella es metódica, flemática, muy británica. Él, por el contrario, es melenudo, desordenado, y el admirador número uno del club de fútbol Arsenal.

¿Cómo es que llega a formarse esta pareja? Ni ellos mismos lo saben. Se miran en la escuela, se gustan, hablan del otro con sus mejores amigos, y una noche en la que Paul le da un aventón a Sarah comienza el romance. La línea del tiempo de la película entremezcla trozos de la infancia y adolescencia de Paul, donde comprendemos el porqué de su fanatismo por el Arsenal. Era lo único que parecía tener una base firme en una época donde sus padres se divorcian, en la que un niño callado y regordete obtiene amigos gracias a la identificación con el equipo de fútbol.

Hay algunos ingredientes adicionales que complican a la pareja: por un lado, el Arsenal ha salido de un bache que dura 18 años y está a punto de obtener el campeonato. Ningún aficionado fiel se perdería detalle de los últimos juegos de la liga. Por otra parte, los enamorados piensan mudarse a vivir juntos a un apartamento, pero deben descubrir si su relación funcionará una vez den ese paso. La situación es muy difícil porque sus colegas y alumnos los miran de reojo, a la espera de que den el último tropiezo. La publicidad de la película resume muy bien estos enredos: La vida se complica cuando amas a una mujer y veneras a once hombres.

3 comentarios:

Rebeca Torres Olivares dijo...

Hey...esa no la he visto..solo la de Drew Barrymore y el chavo de SNL, pero esta se ve buena. Tendré que conseguirla

Bueno le invito ademas a un jueguito

http://mascarasdebk.blogspot.com/2007/08/el-juego.html

Arbolario dijo...

La de Drew Barrymore es un refrito de esta película. La de Colin Firth es de 1997.

Ricardo dijo...

Oye, te invito al dichoso juego. Puedes jugar.