14.11.06

Gripe.

El viernes por la noche percibí los primeros síntomas de la gripe. Pero esta vez no me dejaría atrapar. ¡No, señor! Fui a la farmacia y pedí una batería de pastillas. Me recomendaron una en especial para cortar la enfermedad.

Sí, yo sé que eso es pura ilusión. Si te pega la gripe no hay más remedio que soportarla durante una semana o diez días, lo que te toque. Pero llámenlo suerte o ciencia: no me enfermé. El sábado estuve fuera de mi casa todo el día -hasta tuve la oportunidad de ver una neblina muy densa a medianoche en San Salvador, en la zona de Montebello. Un caso muy raro- y dormí muy pocas horas. El domingo, eso sí, me quedé en mi casa descansando.

El lunes era el día de las definiciones. O me enfermaba con el aire acondicionado de la oficina o me alejaba de la gripe. Hacía muchas horas que me había tomado la última pastilla -la noche anterior-, y todo fue bien al principio. Pero al pasar las primeras horas de la mañana me sentí con mucho sueño, como si no hubiera descansado lo suficiente. Hasta me di un golpe en la cabeza con una puerta por no andar en mis cinco sentidos. Pero en la tarde, luego de almorzar, me sentía bien. Como si no hubiera pasado nada.

Ahora me sentí mucho mejor. Mi cabeza estuvo despejada todo el día. Creo que ya puedo decir que me escapé de la gripe. Esta semana voy a vacunarme contra la influenza por primera vez. Se supone que la vacuna ayuda a prevenir la gripe durante un año. Si me enfermo durante los próximos meses voy a buscar en las notas de este blog el comentario que escribo ahora. Así sabré cuántos meses me puede servir el tratamiento.

7 comentarios:

Marina dijo...

Cuidate, no se te vaya a trocear el viaje. Salud!

Arbolario dijo...

Por eso es que estoy tratando de que no se me pegue la gripe. ¡Qué problema sería!

Victor dijo...

Esa neblina del sábado estaba deliciosa... yo venia con un amigo de departir un rato y lo lindo que se veía así exigió irme despacio para poder prolongar el disfrute de ese espectáculo raro...

Que siga mejor...

Saludos

Victor

Antares dijo...

Uyyy la gripe, gracias a Dios no me da seguido, pero cuando me dejo atrapar, me tumba. Cuidate mucho. Una infusión de cebolla puede hacer maravillas, inténtalo.

Arbolario dijo...

Víctor: no sabía que pudiera observarse una niebla tan densa en San Salvador. Fue un espectáculo fascinante y extraño.

Antares: hmm. Ya había escuchado de esa infusión antes...

Aniuxa dijo...

Pues yo me vacuné el año pasado... mmm como en julio y realmente no me he fijado si me ha dada gripe o no. Yo creo que no. No sé. No me vacuné por opción mía, sino que porque mi jefa me dijo que yo mucho me enfermaba y que después faltaba, que me fuera a vacunar. :S

Que bueno que ya taz bien :D

Arbolario dijo...

Qué chéveres esos emoticons que usaste.