27.10.06

Habas y maní

Esta semana les llevé a mis compañeros de trabajo una bolsa de maní que compré en el supermercado. Pero no es el que venden las grandes compañías de frituras, sino uno que importan desde Guatemala y viene dentro de su cáscara.

Para comer este maní hay que retorcerle la cáscara, que tiene forma de isla de Ometepe (o de número ocho en tres dimensiones, como les acomode mejor la referencia). Luego se le quita la cubierta delgadita que los cubre y finalmente se sirve al gusto. En esta ocasión, el asunto era comerlo sin sal, algüaishte o limón. Para algunos de mis compañeros de trabajo era una experiencia nueva. Sin embargo, uno de ellos me dijo que no los comía así desde su niñez, allá por la época en que su mamá lo llevaba al Parque Infantil (ex Campo de Marte).

Resulta curioso cómo relacionamos ciertas épocas de nuestra vida a un alimento. Para esta persona, fue muy emocionante recordar esos años en los que visitaba el parque junto con su familia. De inmediato recordé la comida que yo relaciono más con mis años de vida en Guatemala: las habas.

Quizá esta relación se deba a que no se consiguen habas con mucha facilidad en la Tierra de collares. De hecho, las últimas veces que las he comprado ha sido a vendedores guatemaltecos que he encontrado en las gasolineras de la autopista sur. No me he dado cuenta si las puedo comprar en mercados o supermercados. Si alguien tiene noticias les ruego que me avisen.

La última vez que estuve en Antigua Guatemala busqué a los vendedores de esquina que tienen habas y no estuve satisfecho hasta que me acabé una bolsita. Si no recuerdo mal, la bolsa grande que quería traer de regreso murió en el camino.

3 comentarios:

Marina dijo...

La proxima vez que vengas a Guate te tengo unas habas. Saludos

Claudia dijo...

Me encanta el mani..aca lo venden con y sin cascara..me gusta mas con cascara (se la quito por supuesto)...lo mejor es el precio una bolsota por 1 dollar!

Arbolario dijo...

Marina: se me hace agua la boca de sólo pensarlo. Muchas gracias.

Claudia: dicen que la telita que cubre el maní tiene muchas vitaminas. ¿Será cierto?

Hablando de otra cosa, Claudia: me gustó mucho tu blog.