29.5.06

Variaciones sobre un poema de Antonio Gamero.

Todos los amantes vinieron a buscar tu carne
en cambio yo agonizo buscando tu saliva
para inyectar este animal enfermo
que traigo aprisionado en mi camisa.

**********

Todos los amantes vinieron en busca de tu carne
en cambio yo agonizo buscando la corriente clara de tu saliva
para inyectar este animal enfermo
que traigo aprisionado dentro de mi camisa.

Todos los amantes se lanzan en tu búsqueda, carne
en cambio yo agonizo por la fuerza de tu cauce, saliva
que inyecta el animal ciego y enfermo
que me maldice dentro de mi camisa.

Todos los amantes vienen por ti, carne
en cambio yo dejo agonizar tu torrente de saliva
que revivió el animal antes enfermo
que asoma por los puños de mi camisa.

5 comentarios:

Leo Solorzano dijo...

Interesante ... alguna de esas variaciones es la que yo conozco .. o al menos las que mi maltratada memoria tiene almacenada .. de todos modos es de los pocos fragmentos de poema que he podido memorizar en mi vida.

Antares dijo...

Todos los amantes rasgaron tu carne
en cambio yo, rescaté el manantial de tu saliva
y renaciste en este animal antes enfermo
que se libera del último botón de su camisa.

Arbolario dijo...

Leo: ¿y qué pasó con el poema El nido, que debe ser memorizado por todo escolar de la Tierra de collares?

Antares:

Todos los amantes profanaron tu carne
en cambio yo santifico tu fuente de saliva
para resucitar el animal enfermo
que fue crucificado en mi camisa

Antares dijo...

:-)

Todos los amantes se envenenaron con tu carne,
en cambio yo, bendigo el goce eterno de tu saliva
bálsamo para este animal atribulado y enfermo
que cada noche se redime bajo tu camisa.

checo dijo...

Gracias por las variaciones. Soy el orgulloso nieto de Antonio Gamero.

te admiro abuelo!