4.10.05

Lluvias y más lluvias

Sigue lloviendo por cuarto día consecutivo en la Tierra de collares. San Salmacondo ha recibido mucha más agua que otras regiones del país. Como suele suceder, hubo muchos muertos por los derrumbes en las zonas de alto riesgo. También ha habido algunos fallecidos en residenciales, donde no hubo una planificación urbanística adecuada.

Hace tres días que no veo el sol. Lo adivino detrás de la capa de nubes. Cuando era niño me agradaba quedarme una hora mirando la lluvia por las ventanas. Mis pensamientos iban por distintos rumbos mientras el patio se llenaba de charcos y las aguas se escapaban por los tragantes. Por ahí se marchaba también una bolsa plástica o una cáscara de naranja que flotaban entre la pequeña debacle que se desarrollaba ante mis ojos.

Siendo un niño me agradaba observar las primeras lluvias de la temporada. Salía a la acera a oler la tierra humedecida. Aún asocio ese aroma a mi infancia, y recuerdo, por alguna extraña asociación, una vieja película española cuyo nombre he olvidado. Unos monjes atendían una gasolinera, ante la mirada sorprendida de los clientes.

Deseo que la época lluviosa acabe lo más pronto posible. La gente y la tierra han sido muy castigadas estas últimas semanas. Las montañas que rodean la ciudad sueltan correntadas de lodo que amenazan a muchas familias. No es la naturaleza la culpable, pues sólo se dedica a renovar su ciclo.

Abro la ventana. El viento se fortalece. La lluvia sigue cayendo.

5 comentarios:

Julio Suárez Anturi dijo...

En el blog de Elva descubrí esta dirección.
Por estas tierras, la Octava Región, también suele llover más que en el resto de lugares de Chile. Tú le das una interesante connotación a esa "renovación del ciclo" de la naturaleza.
Solo curiosidad: ¿Es tierra de collares, realmente?
Ha sido muy grato visitarte.

Arbolario dijo...

Esta temporada es una de las más lluviosas que recuerdo. Los niveles promedio de agua han quedado muy atrás a la fecha.

Acerca del nombre del blog, los estudiosos de la lengua náhuat no terminan de ponerse de acuerdo acerca del significado de Cuscatlán. La traducción más conocida es "tierra de preseas". Pero hay investigadores que también incluyen "tierra de collares" como una interpretación.

El principal problema que tenemos es que nuestra lengua nativa está casi extinta, y muchos términos que se usan hoy no tienen el mismo significado que antes. También ocurre que el dialecto pipil (del occidente y centro del país) varía mucho dependiendo de cada comunidad en que sobrevive.

Filos en Mundo de Sofía dijo...

La lluvia en el calido abrazo que te truena los huesos, cuando la fuerza se le da en las manos. Me encanta la lluvia, más cuando es equilibrada en algunos meses del año, creo que todos los excesos son debastardores, y supongo que como dicen, ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre, esperemos que el cielo se de cuenta de pasada de mano y disminuya sus cuentas con tu tierra.

Muchos saludos y gracias por el comentario en mi blog. Nos seguimos leyendo.

Elva*

Julio Suárez Anturi dijo...

Salvador: ¿Cuscatlán queda a pocos kilómetros de San Salvador? Porque entiendo que es un departamento, que tiene diputados. ¿O San Salvador es distrito especial dentro de Cuscatlán?
Encontré que hay diversidad de opiniones sobre la palabra, ciertamente. Otros dicen que traduce "Tierra de cosas preciosas". Hay una página web que figura con este nombre y conserva derechos reservados de Jorge Montoya, y al parecer la hace desde Chicago, Illinois. Pero es mejor tu blog.
Cordial saludo.

Arbolario dijo...

Elva, gracias por tus buenos deseos. Esta noche por fin ha parado la lluvia, luego de cinco días. La situación aún es crítica. Esperamos que no se reanuden durante la madrugada.

Julio, es verdad que hay un departamento del país que se llama Cuscatlán, pero nosotros le damos ese nombre a todo nuestro país. De hecho, una manera de llamar a los salvadoreños es "cuscatlecos".

Esta asociación se originó porque Cuscatlán -se supone- fue el reino más importante de la época precolombina dentro de nuestro actual territorio. De nuevo, no hay total certeza sobre este dato.