29.2.08

Silvio


Espero verlos hoy en el concierto de Silvio, en el estadio Mágico González. Nos vemos a las 8:00 p.m.

28.2.08

Afganistán

La noticia del día ha sido que el príncipe Harry, tercero en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, está desde el mes de diciembre en Afganistán. El gobierno británico había pedido a las cadenas noticiosas que guardaran el secreto para proteger al príncipe y al resto de soldados británicos que están en su unidad.

Una revista australiana y un periódico alemán descubrieron la noticia y la filtraron en Internet. De ahí llegó a un medio noticioso estadounidense y no pudo esconderse más. Londres ha entregado varias fotos en las que el príncipe aparece patrullando las calles de un poblado.

Hace muchos años un amigo fue enviado a Afganistán como parte de la misión de las Naciones Unidas. Yo lo supe hasta que tenía algunos meses de estar ahí. Quizá por eso no me causó tanto impacto. Lo que sí me sorprendió fue la noticia que me dio una amiga cercana: dentro de unos días irá a Kabul, a trabajar durante seis meses.

Aunque la situación en ese país no es tan grave como en Iraq, siempre son necesarias medidas de seguridad especiales para el personal no combatiente. Dentro de algunos días sabremos si la presencia del príncipe Harry con las tropas británicas acrecienta las hostilidades contra ellos.

Y mientras tanto: espero que todo salga bien durante tu viaje. Estoy seguro que dentro de algunos meses me mostrarás las fotos de esa región tan apartada. Enviame una carta escrita desde tu remolque. La próxima vez que nos veamos la llevaré conmigo para mostrártela. Hasta entonces.

27.2.08

PerroZompopo

Cuando estuve en Nicaragua escuché un disco de PerroZompopo. Su música me gustó mucho. Les dejo aquí una de sus canciones para que lo conozcan. Esta melodía se llama Entre remolinos.


Get this widget Track details eSnips Social DNA

25.2.08

Fotos de Nicaragua


1. La catedral de Granada sigue tan hermosa como siempre.
2. Una placa que recuerda la destrucción causada por William Walker y sus filibusteros a la ciudad de Granada.
3. El volcán Mombacho, visto desde la calle que lleva al balneario de Noromo, en la Laguna de Apoyo.
4. El volcán Momotombo, visto desde el avión que me trajo de regreso a la Tierra de collares.
5. El viaje de regreso lo hice en un avión de hélices con capacidad para 50 personas. Aquí sobrevolaba el Lago de Managua.

21.2.08

Torneo Morelia-Linares 2008

Hace unos días comenzó el segundo súper torneo de ajedrez del año: Morelia-Linares. Es una competición de máxima categoría, que tiene como principal invitado al campeón mundial, el indio Viswanathan Anand.

Y es precisamente Anand el líder del torneo al finalizar la quinta ronda. Obtuvo la victoria con negras contra el húngaro Peter Leko. Con este resultado, Anand se consolida en el primer lugar con 3.5 puntos. Le sigue a medio punto Levon Aronian, quien había derrotado en la primera ronda al campeón del mundo.

La primera vuelta del torneo se desarrolla en la ciudad de Morelia (México), y la segunda se llevará a cabo en Linares (España). Faltan dos rondas para que los participantes empaquen su ropa y crucen el océano para el desenlace. Hasta el momento parece que el primer lugar se decidirá entre Anand y Aronian.

Después de Morelia-Linares, Anand afinará su preparación para el match por el campeonato del mundo contra Vladimir Kramnik en octubre. El otro gran evento del año es la Olimpiada de ajedrez, que se realizará en Dresden (Alemania) en noviembre.

20.2.08

Cambio de llanta

Anoche salí de mi casa a las 7:30 p.m. Al minuto de haber salido escuché un ruido extraño en la parte trasera del carro, pero pensé que se trataba de una lodera que golpeaba la llanta. Como iba cuesta arriba decidí seguir adelante hasta encontrar una superficie plana.

Llegué a la superficie plana, pero estaba en una curva, así que tuve que avanzar unos metros más hasta llegar a una recta. Cuando me detuve y examiné el carro, encontré que una de las llantas traseras estaba desinflada. No me di cuenta en qué momento se había ponchado. A lo mejor ya estaba así desde que salí de la casa.

Ni modo, había que cambiarla. Saqué el triángulo de seguridad y lo coloqué unos metros detrás del carro. Cuando saqué el repuesto -una "dona", es decir, una llanta que parece de juguete y que sólo sirve para llegar al taller- y las herramientas, me di cuenta que el lugar donde me había estacionado era un tanto peligroso: no había un alma en las cercanías y el tráfico era esporádico.

Había un problema adicional: cerca de ahí había una pila de basura que apestaba. Creí que por primera vez cambiaba una llanta de noche, pero recordé que hace unos años me tocó socorrer a una persona que sufrió el mismo percance... y que no llevaba herramientas.

La soledad del lugar me había puesto nervioso. A cada momento observaba la calle para prevenir alguna sorpresa. Por eso tardé más tiempo del acostumbrado para quitar la llanta dañada. Pero la "dona" tiene la ventaja que se instala en un santiamén. Una vez colocada ya casi estás de salida.

Puede que estuviera paranoico, pero no me tranquilicé hasta que entré de nuevo al carro y encendí el motor. Ya había llamado a los amigos que iba a visitar para comentarles que llegaría más tarde de lo previsto. Hasta en un acto trivial como es el cambio de una llanta se nota cuánto nos afecta el clima de inseguridad en que vivimos.

18.2.08

Pálida luz en las colinas

Cuando encontré este libro no necesité hojearlo a fondo para decidirme a comprarlo. Sabía que una novela de Kazuo Ishiguro publicada por Anagrama tenía que ser buena. Y no me equivoqué. Es un texto encantador, muy delicado, como si estuviera escrito sobre papel vegetal.

Pálida luz en las colinas es uno de esos libros en los que parece no ocurrir gran cosa, pero que deben leerse para descubrir el drama que subyace en el texto. No es por lo que dice, sino por lo que deja de decir. Son esos espacios en blanco que el lector rellena, con asombro y tristeza, los que hacen de ésta una magnífica novela.

Keiko, la hija mayor de Etsuko, se ha suicidado en Manchester. Niki, la hija menor, llega a casa de su madre para acompañarla durante algunos días. Pero Etsuko no utiliza ese período para recordar la tragedia, sino que vuelve en su mente a la época en la que vivía en Nagasaki, algunos años después de la Bomba. En ese entonces conoce a Sachiko, una mujer que lleva una vida apartada, extraña, junto a su hija Mariko.

Etsuko está embarazada de Keiko cuando conoce a Sachiko. Ambas mujeres se encuentran en un momento crucial de sus vidas. Tal vez por esa razón es que se llevan muy bien y logran intimar. Mariko, por el contrario, es una niña hermética, que no permite la menor intrusión en su existencia.

A través de la distancia que sólo concede el tiempo, Etsuko rememora la vida prendida con alfileres que Sachiko decidió seguir. Tal vez no sea la clave para conocer su propio futuro, sino para comprender lo frágil que es el paso por el mundo, la escasez de segundos que nuestros cuerpos tienen permitido existir.

15.2.08

Salió el cavernícola

El tráfico en el área metropolitana de San Salvador es pesado, y los conductores suelen maniobrar a gran velocidad. Hoy me tocó presenciar, de primera mano, un incidente que pudo desembocar en un problema grave.

Cuando cruzaba uno de los redondeles -rotondas- que están en mi camino a casa, un microbús del transporte público -una Coaster, para que entiendan los aborígenes- se atravesó en el paso de otro vehículo. El microbús quería salir del redondel, y para eso invadió el carril del otro.

De inmediato los dos vehículos se detuvieron, a punto de chocar. Esto provocó que tres más, entre ellos el mío, nos detuviéramos con cierto apuro. El conductor del carro pequeño le reclamó al del microbús que le diera paso, y éste, como todo macho, se negó. Por lo tanto, el primero hizo lo que todo energúmeno haría: sacó su pistola y disparó.

El microbús salió espantado de ahí. Ya no le quedó ningún afán de pelea al motorista. El otro se quedó detenido, quizá con un desperfecto mecánico. Nadie se quiso quedar a averiguarlo. En cuestión de segundos ya lo habíamos dejado solo.

No sé quién de los dos tuvo la mayor culpa en este caso. Fue de veras reprochable lo del disparo. Que se hizo al suelo, entre las llantas del rival, pero igual pudo causar una muerte. El conductor del microbús, por otra parte, salió con la cola entre las patas por llevárselas de macho me-vale-riata-todo-lo-que-no-sea-mi-voluntad. ¿Era tan importante adelantarse al otro? ¿Tan importante como para arriesgar la vida de varias personas?

En mi vida he tenido mucha suerte. Hoy apenas fue la segunda vez que he visto a alguien disparar. La primera fue en un estadio de fútbol, cuando un tipo celebró con cuatro balazos el gol del empate de su equipo. De eso hace veinte años. Espero no presenciarlo nunca más.

13.2.08

El palacio de las blanquísimas mofetas


Fortunato es un joven que vive en un hogar que se desintegra. Su madre se ha marchado a los Estados Unidos a trabajar. Le envía dinero y le promete que hará todo lo posible para sacarlo de Cuba. Corren los últimos meses de 1958.

La familia de Fortunato es un desmoronamiento. El abuelo no habla con nadie. Sólo le importa su pobre venta de frutas. La abuela vive maldiciendo a su esposo, y le recrimina por todos los problemas que deben enfrentar. Las hijas del matrimonio viven aún en casa. Dos de ellas fueron abandonadas por sus esposos. La mayor nunca se casó y vive por ello amargada. Onérica, la madre de Fortunato, es la única que vive fuera de ahí.

Ésta es la familia que Reinaldo Arenas nos da a conocer en El palacio de las blanquísimas mofetas, una novela densa, cargada de ira y desesperanza. La revolución cubana está a la vuelta de la esquina, y los personajes viven ajenos a esta realidad que pronto les estallará frente a la cara.

Fortunato se marcha. Intenta enlistarse con los rebeldes, pero se encuentra con que es rechazado a menos que lleve un arma. Mientras tanto, su familia se hunde cada vez más en el abismo de la incomunicación, la soledad y la locura. Nadie saldrá inerme de la catástrofe que se avecina.

12.2.08

¡Feliz cumpleaños, Sabina!

Hoy es el cumpleaños de Joaquín Sabina. ¡Muchas felicidades, cantautor!

Les dejo aquí una canción poco conocida de Sabina, pero que me agrada mucho. Es la canción sobre todas las canciones.

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

Roy Scheider.



Hace un par de días falleció Roy Scheider, uno de mis actores favoritos. Los cinéfilos lo recordarán como el jefe de policía Martin Brody, en la película Tiburón. También actuó en All that Jazz, Contacto en Francia, El relámpago azul, 2010 (la continuación de 2001. Una odisea espacial), y La casa Rusia (junto a Sean Connery y Michelle Pfeiffer).

Scheider tuvo una dilatada carrera como actor. El papel que más me agradó de los muchos que interpretó fue el del Doctor Heywood Floyd, en 2010. Cada vez que releo los libros de Arthur C. Clarke pertenecientes a esa serie mi mente identifica al Dr. Floyd con el rostro de Scheider. Vaya para vos, maestro, mis mayores respetos.

11.2.08

Soy leyenda


Un amigo me dijo el fin de semana que había buscado en este blog una nota de la película Soy leyenda, pues su hijo tenía que hacer un trabajo sobre ella. Me sorprendió mucho su comentario -y me halagó, para qué les voy a mentir-, porque es verdad que nunca hablé de esta película.

Nunca he leído la novela de Richard Matheson, que es donde se encuentra la historia original. Pero sí tuve la oportunidad de ver la adaptación que protagonizó en 1971 Charlton Heston: The omega man. Ambas películas tienen puntos en común, como es el caso del virus que aniquila a casi toda la humanidad.

Es obvio que la versión protagonizada por Will Smith es más entretenida. Es una producción mejor lograda, con mayor presupuesto y efectos de computadora que contribuyen a crear una atmósfera de opresión y soledad que no la deseo para mis pesadillas. En la película de 1971 los enemigos de Heston son humanos que se han tornado albinos, que tienen una buena parte de sus facultades intactas, aunque se han vuelto muy agresivos y destructivos.

En la versión de Smith, como ya notaron quienes la vieron, la mayoría de los sobrevivientes se han vuelto animales salvajes. Han perdido la facultad del habla y se han convertido en una manada dirigida por un macho alfa. Robert Neville (Smith) es un científico que busca un antídoto para revertir el virus mortal -creado por los seres humanos tras una fallida manipulación genética.

Como entretenimiento, Soy leyenda es una película inteligente. Casi toda la primera parte se sostiene gracias a la actuación de Smith, que recorre las solitarias calles de Nueva York y entretanto aguarda los resultados de sus experimentos en el laboratorio. La mezcla de un guión ágil y un actor taquillero lograron convertir esta cinta en uno de los grandes éxitos taquilleros del año.

8.2.08

Herb Alpert & The Tijuana Brass

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA


Cuando era niño sólo tenía un par de discos de mi propiedad, por lo que tenía que oír los de mis padres o mi abuela. Así es como escuché desde muy temprana edad la música de Glenn Miller, Tom Jones, Frank Sinatra, Agustín Lara, Soul Makossa (!!) y Barrabás (!!!) entre otros.

En esa época no tenía una estación de radio preferida. Oía lo que mis padres oían: noticias, deportes o música de Nat King Cole. Tuvieron que pasar muchos años para que me compraran mi propio receptor, y que con el dinero que ahorraba de mis mesadas y cumpleaños comprara mis propios discos de vinilo.

En mi niñez me apropié de un disco que encontré en la radiola de la casa. Era una colección de grandes éxitos de Herb Alpert y su grupo, The Tijuana Brass. No había día que no lo escuchara. Mi hermano y yo lo disfrutábamos, y nos imaginábamos como parte del grupo.

Esta canción -Spanish flea- que he añadido a la nota forma parte de ese disco de grandes éxitos. Puede que muy poca gente se acuerde ahora de Herb Alpert. Pero les digo que mi hermano y yo somos sus fieles admiradores.

7.2.08

Doce a cero


Ha comenzado una nueva eliminatoria para el mundial de fútbol. La selección de la Tierra de collares, "La selecta", derrotó a Anguila por doce a cero. Según los comentaristas de televisión es la mayor goleada que nuestro país ha obtenido en este tipo de torneos.

En la fotografía que obtuve de La prensa gráfica observan a Rudis Corrales (14), que anotó cinco goles. Este desempeño estableció una nueva marca para la selección nacional. Ronald Cerritos (11) anotó tres goles. Shawn Martin anotó dos, mientras que Emerson Umaña y Eliseo Quintanilla uno cada uno.

Aunque me gustaría decir que la selecta hizo un gran partido, creo que todos estamos de acuerdo en que es necesario ser precavidos. Anguila es un equipo muy débil, sin tradición futbolística. En la siguiente ronda nos tocaría jugar contra Panamá, que en los últimos años ha hecho lo que nosotros debimos hacer también: trabajar con las fuerzas básicas, planificar el desarrollo del fútbol a largo plazo.

Como aficionado al fútbol me entristece advertir que la liga local ha bajado de calidad de manera alarmante. A los directivos parece no importarles, sólo ellos sabrán por qué. Al paso que vamos, no sería extraño que los equipos más débiles de Centroamérica nos derrotaran. El año pasado la selecta pasó muchos apuros para vencerlos. No tengo muchas esperanzas con respecto a la eliminatoria mundialista. Pienso que Panamá nos eliminará de manera clara. Ojalá y me equivoque.

5.2.08

Y volvemos al problema del agua

No sé ustedes, pero en mi colonia todavía tenemos problemas con el servicio de agua. Durante los fines de semana se mantiene casi todo el día de manera normal, pero de lunes a viernes sufrimos cortes a partir de las siete de la mañana.

Ya no tengo que levantarme tan temprano para ducharme. Lo hago quince minutos antes de lo que solía hacerlo, porque a las 6:15 a.m. ya no hay suficiente presión y tendría que quitarme el jabón a “huacalazos” si a esa hora no he terminado. Hoy, para mi sorpresa, habían restaurado el servicio a las cinco de la tarde, cuando en otros días suelen tardar un par de horas más.

No tengo cisterna en casa, sino un barril grande y varios depósitos plásticos donde almaceno el agua. La peor temporada ocurrió hace seis años, más o menos. No cayó una gota durante una semana, así que nos abastecían con camiones cisterna. Nos tocaba hacer cola a los costados del camión para llenar cuanto recipiente tuviéramos a mano.

En verdad que no salimos de una para caer en la otra. Durante la estación lluviosa padecemos de inundaciones y muchas incomodidades debido a la falta de luz solar –que se lo pregunten a la gente que trata de secar su ropa-. Pero en la estación seca padecemos por la falta de agua en los hogares. Y eso que no hemos llegado a los meses más cálidos del año: marzo y abril

1.2.08

Celso Piña



¡Luuuuuna!
¡Llena mi alma de cuuuuuumbia!
Saca de mí la locura y llévame
a la luz y a la paaaaaaaz

We, we, we, we, wea,
la cumbia.
We, we, we, we, wea,
la cumbia.